×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 652
Martes, 28 Enero 2020 09:00

La caída más salvaje de Wall Street desde 1987 deja un desplome cercano al 10%

 

Wall Street vive la jornada más catastrófica desde el derrumbe bursátil de 1987, y lo hace con la mayor caída en puntos básicos del Dow Jones en su historia, reportó El Economista.

El índice más veterano de la Bolsa de Nueva York pierde un 9,99% en la sesión del jueves, hasta caer a los 21.200,62 puntos; el S&P 500 se hunde un 9,51%, hasta descender a los 2.480,64 puntos, y el Nasdaq 100 se desploma un 9,27%, hasta deslizarse a los 7.263,65 enteros.

Las bolsas americanas han quedado bloqueadas al poco de comenzar la sesión cuando ya se desplomaban un 7%, y han retomado las caídas con descensos que han rozado el 10%. Por segunda vez en lo que va del crash del coronavirus vuelven a activarse los ‘cortafuegos’ (circuits breakers), mecanismos que paralizan el mercado automáticamente para evitar un incremento descontrolado del pánico.

Fue Donald Trump quien dio la puntilla a las bolsas al anunciar el miércoles de madrugada en Europa que cerraba el espacio aéreo a los pasajeros que volaran desde el Viejo Continente. Si bien la medida iba destinada a contener la propagación del Covid-19, los mercados reaccionaron con pánico.

La bolsa de Nueva York ya sufrió ayer pérdidas del 5%, pero el escenario este jueves es aún peor: el S&P 500 ha reventado el soporte de los 2.700 puntos, dando paso a «un crash en toda regla», como anticipaba el director de Estrategia de Ecotrader, Joan Cabrero.

Las caídas de hoy han llegado a tal magnitud, con más de un 9% en el Dow Jones, que hay remontarse al lunes negro de 1987 para ver algo igual. Sin embargo, tras el anuncio de la Fed de que inyectará 500.000 millones en liquidez a 3 meses para paliar los efectos del coronavirus, la caída se mitigó en un primer momento, aunque perdió un 10% al cierre de la sesión en Nueva York.

El S&P 500 ha hecho pedazos el soporte de los 2.700 puntos este jueves, el nivel que mantenía la esperanza de que las bolsas encontraran suelo. En consecuencia, la bolsa de Nueva York abrirá la puerta a pérdidas adicionales del 13% en el corto plazo, hasta los 2.350 puntos del selectivo norteamericano, los mínimos de 2018, calcula Cabrero.

De este modo, «técnicamente, ha finalizado la tendencia alcista que nación en 2009«, sentenciaba Cabrero.

El 12 de marzo, el jueves negro, quedará sin duda en la memoria de los inversores. Una de las protagonistas del día ha sido Christine Lagarde, presidenta del Banco Central Europeo, que anunció la respuesta de la institución para apoyar a la economía europea.

El BCE ha lanzado nuevas inyecciones de liquidez (una especie de barra libre con condiciones muy generosas para la banca) y ha disparado el tamaño del paquete de estímulos: se sumará una dotación temporal de compras adicionales de activos netos (QE por sus siglas en inglés) por 120.000 millones (frente a los 20.000 millones mensuales actuales) hasta el final del año.

Sin embargo, «el mercado dio a la decisión un gran voto de desaprobación y la cotización del mercado italiano de bonos se suspendió durante la rueda de prensa de Lagarde por severas caídas en el precio», apunta Jon Day, gestor de la cartera de renta fija de Newton Investment Management y gestor del BNY Mellon Global Dynamic Bond Fund.

El experto señala que la frase que pronunció la política francesa de «no se ven signos materiales de tensiones en los mercados monetarios o de escasez de liquidez» preocupó a los inversores dada la «dislocación que han aguantado todos los activos esta semana».

En lo que va de año, las pérdidas que acumula el Dow Jones son del 25,7%; en el caso del Standard & Poor’s son del 23,22%, y en el Nasdaq 100 son del 16,83%.

– Ventas en todas las bolsas –

Pero los bajistas no solo mandan en la renta variable norteamericana. Las ventas se contagian por todos los parqués. Los asiáticos han registrado igualmente fuertes descensos esta madrugada (Nikkei 225 japonés: -4,4%, a mínimos de casi tres años). Asimismo la bolsa australiana se ha hundido más de un 7%.

Por su parte, las bolsas europeas suman cuatro jornadas fatídicas con nuevos desplomes que han llegado al 14% en el Ibex 35. Para la Bolsa de Milán ésta ha sido la peor sesión de toda su historia, una caída diaria superior a la que experimentó tras el Brexit, la quiebra de LehmanBrothers y el 11-S.

Las pérdidas se han comenzado a agudizar después del anuncio del Banco Central Europeo (BCE). Una cita con especial relevancia tras los recortes de los tipos de interés de la Reserva Federal de EEUU (Fed) y el Banco de Inglaterra (BoE, por sus siglas en inglés).

Inversores y analistas esperaban con ganas desde hace días conocer qué medidas toma el organismo monetario de la Eurozona para mitigar el impacto económico del coronavirus Covid-19, el ‘cisne negro’ que está marcado los primeros meses de este año.

El euro mantiene el tipo frente al billete estadounidense y solo desciende un ligero 0,7% con respecto a la sesión del miércoles, hasta situarse en la zona de cambio de 1,119 dólares.

El ‘papel’ a diez años de EEUU cae al 0,70%. Esta semana ha marcado un mínimo histórico en el 0,569%.

 

Fuente: Banca y negocios.